Vivimos en un mundo que constantemente está cambiando, las perspectivas, las tendencias y las tecnologías evolucionan rápidamente; como emprendedoras nos encontramos con la necesidad de ponernos al día y mantenernos actualizadas.

De la misma manera en que el mundo se transforma, así mismo el mercado nos regala un sinfín de opciones para formarnos y estar al tanto de lo que está pasando: conferencias, seminarios web, libros virtuales, foros y podcasts, son sólo algunas alternativas para generar nuevos conocimientos… Pero, ¿realmente estás aprovechando todo lo que aprendes?

Algo debe quedar claro, y es que estás llena de ideas maravillosas que necesitas poner en práctica para sacar provecho al máximo tu potencial; pero a veces la cantidad de información que acumulamos es tanta que podemos llegar a sentirnos abrumadas, y creamos un círculo vicioso en el que hacemos a un lado lo aprendido para más tarde buscar más conocimiento que tampoco llevamos a la acción. ¿Por qué? La respuesta es simple: como empresarias tenemos infinitas ambiciones y deseos que queremos ver materializados ya mismo, pero la realidad es que la clave del éxito también esta en la organización y en saber convertir los sueños en planes.

Así que, ¡a sacar todo ese conocimiento del cajón del olvido y a ponerlo en práctica!

 

Te regalo 4 tips para maximizar tu sabiduría:

  • Haz una pausa después de cada seminario o libro leído para organizar tus ideas: saca el tiempo para revisar tus notas, analizarlas y mirar que del material que tienes puedes aplicar dentro de un plan de acción que pueda potencializar tu negocio, pregúntate: ¿cómo puedo usar esta nueva habilidad para mejorar lo ya existente? ¿podría este concepto enriquecer la relación con mis clientes?
  • Deja de sentir que necesitas aún más conocimiento: no, no te estoy diciendo que dejes de aprender, pero sí que primero utilices lo que ya tienes. Las nuevas ideas también necesitan tiempo para adaptarse a nuestro esquema de habilidades, así que encuentra el momento para revisar todas tus notas – por viejas que sean – e intenta pensar cómo pueden ayudarte a tener un mejor desempeño en tu trabajo y alcanzar tus metas de manera más efectiva.
  • Confía en ti misma: cierto es que las mujeres tenemos un sexto sentido que es la intuición, así que llegó la hora de usarlo para entender que tienes en ti todo lo necesario para el éxito. Aprende a conocerte para tomar decisiones más asertivas, pero no te detengas por el miedo a fallar. Quizá en ocasiones las cosas no salgan exactamente como tú las imaginas, pero de cada paso que des obtendrás una lección que te ayudará a dar un paso más firme la próxima vez; lo que nos lleva al siguiente tip…
  • Ten muy clara la visión de tu negocio y como se conecta con tus prioridades profesionales y personales, como para decir “esta idea es genial, pero no es para mi o para mi negocio”: no todo lo que aprendes es ideal para tu empresa, así que toma las piezas más importantes y aplícalas a tu plan de acción.

 

También te comparto algunas preguntas que considero útiles para hacerte a ti misma luego de finalizar un ciclo de aprendizaje:

  • ¿Qué descubrí sobre mi misma? El aprendizaje es un proceso de auto-descubrimiento. Entender cuáles son tus fortalezas, preferencias y áreas de mejora crea el espacio para una formación más solida, lograr un mayor crecimiento y mejor desempeño.
  • ¿Qué me pareció más fácil o más complicado? – Hacer este ejercicio te ayudará a comprender cuáles son tus áreas fuertes y en cuáles debes trabajar más.
  • ¿Cuáles ideas pueden ser más útiles para alcanzar mis objetivos? – Acabas de terminar un curso y tienes cientos de pensamientos que no puedes esperar a poner en acción. Genial, ¿no? pero te recordamos que el conocimiento debe ser traducido a planes de acción, así que debes resumir tus ideas y tomar sólo las que podrían realmente potencializar tu negocio y tus resultados.
  • ¿Cómo puedo utilizar lo aprendido en diferentes contextos? – Generalmente, cuando asistes a una conferencia o seminario, quienes lo dictan tienen la intención de enseñarlo de forma específica, es decir, para ser usado en ciertas situaciones. Pero, ¿cómo podrías expandir tu conocimiento a distintos escenarios y circunstancias? Esta práctica puede llevar tu aprendizaje a otro nivel.

 

Ahora sí, ¡es hora de buscar en esos cuadernos olvidados y a organizar tu conocimiento!

Seguramente encontrarás en ellos ideas extraordinarias que aportarán mucho a tu negocio.

¡Veo un futuro brillante, y es el tuyo!

 

Cuéntanos si ya estás lista para implementar todo lo que has aprendido y cómo vas a hacerlo, en el segmento de comentarios debajo de este articulo.

 

Summary
¿Estás implementando lo que aprendes?
Article Name
¿Estás implementando lo que aprendes?
Description
Vivimos en un mundo que constantemente está cambiando, las perspectivas, las tendencias y las tecnologías evolucionan rápidamente; como emprendedoras nos encontramos con la necesidad de ponernos al día y mantenernos actualizadas.
Author
Publisher Name
Style & Image Studio
Publisher Logo