¿Cuántas veces has pensado que necesitas un cambio profesional, pero no te has atrevido?
Sin duda, una pregunta que todos, independiente de nuestra situación laboral, nos hemos planteado. A veces trabajamos en algo que no nos apasiona y nos da miedo salir de nuestra zona de confort, de enfrentarnos a un mundo nuevo y diferente del que estamos acostumbrados.

Yo también me he cuestionado sobre mi vida profesional: cuando tenía 30 años, después de haber estudiado Ingeniería administrativa y tener estabilidad laboral, comencé a interrogarme sobre lo que estaba haciendo. Al darme cuenta de que necesitaba un cambio en mi vida, decidí viajar a Nueva York y certificarme como Asesora de Imagen. La verdad, al principio no estaba segura si este era el camino correcto. Me apasionaba la moda pero sabía que no quería estudiar diseño de moda, así que concentré mi búsqueda en un trabajo que fuera la mezcla perfecta entre la moda y el Coaching personal. De esta manera, cumpliría el sueño de trabajar en lo que amaba y, a la vez, tendría la oportunidad de empoderar a otras mujeres y ayudarlas, no solo a verse bien sino también a sentirse seguras y confiadas consigo mismas.

Definitivamente, la mejor decisión que pude tomar en aquel entonces fue lanzarme a probar si este era o no el camino correcto…y el resto es historia. ¡Hoy en día puedo decir que ha sido una de las más importantes decisiones de mi vida!

Estos últimos años como emprendedora han sido mágicos: he consolidado mi negocio, creado dos marcas que me llenan de orgullo -Creando tu estilo y Style & Image Studio- y sigo reinventándome.

Por ello hoy quería contarte mi historia y mostrarte que, cuando se tiene un objetivo claro y se va en su búsqueda, la vida se encarga de ir poniendo todo en su lugar. Además, nunca es tarde para intentarlo. Así que, si aún no tienes tan claro qué es lo que te mueve, debes buscar y probar hasta que lo encuentres.

¿Alguna vez te has preguntado qué sería de tu vida más allá de la rutina? ¿Has soñado con una un trabajo diferente? ¿Has sentido admiración por personas que se están realizando profesionalmente, aman lo que hacen y viven con pasión, y te gustaría hacer lo mismo? Esto significa que en ti hay una gran necesidad de cambiar, de reinventarse y hacer lo que te apasiona.

Lo mejor que te puede pasar es que seas consciente de que  no vives como te gustaría. A partir de ahí es que empieza el verdadero cambio.

El miedo es tu aliado

El primer obstáculo que encontrarás en el camino de tu reinvención es “el miedo”; todos tenemos miedo al cambio y a enfrentarnos con situaciones desconocidas. Pero debes saber que, en este proceso, el miedo es tu aliado, es el motor del cambio. Así que, después de sentir miedo, lo único que nos queda es actuar.

Para hacer una transformación debes ser consciente de a qué le tienes miedo y cuáles son las excusas que te impiden dar el primer paso. El miedo es el que protege tus excusas y hace que creas esas “verdades” que te impiden cambiar y te mantienen, por más inconforme que te encuentres sobre esta situación, en tu zona de confort.

Si estás decidida a reinventarte, ten en cuenta los siguientes puntos:

  1. Establece un objetivo:  Sin una visión clara de hacia dónde vas, lo más probable es que no llegues a ningún lado o que te dirijas en la dirección equivocada.  Tienes que saber quién eres y qué quieres para enfocar tus acciones hacia allá. En este punto es muy importante que te logres conectar con tu corazón porque sólo él sabe lo que tu alma genuinamente desea. Tu nuevo trabajo o negocio deberá estar conectado con tu visión de vida. Crear tu propia definición del éxito es importante para que, en el momento de alcanzar tu propósito, te sientas realmente realizada.
  2. Asesórate bien:  En algunas ocasiones costará más dar el paso por sí solos. En ese caso, pide asesoría a un amigo, un compañero, un familiar o a los profesionales que admiras.  No pidas consejo a aquellas personas de mentalidad limitada, negativa y que no se han atrevido a moverse de su zona de confort, porque posiblemente te aconsejarán a quedarte en el mismo lugar o te darán recomendaciones basadas en sentimientos de temor.
  3. Experimenta con cosas nuevas: Actúa para saber qué quieres. Los seres humanos estamos hechos para explorar, fracasar, tener éxito, aprender de ello y, claro está, manifestar la vida que queremos. Toma acción, si no tienes claro qué de tantas cosas te gusta, empieza explorando aquella que sientas que te mueve más y si no es esa, continúa con tu búsqueda, posiblemente, en el camino hallarás la respuesta.

Te invito a dejar de quejarte, de conformarte con poco, a abandonar la actitud de víctima y a tomar las riendas de tu vida. No olvides que la vida siempre te da una siguiente oportunidad.
Ser capaz de crecer y de reinventarse a uno mismo no depende de unas cualidades innatas o extraordinarias, todos podemos llegar a ser grandes y a triunfar haciendo lo que realmente nos apasiona. Si quieres, puedes. La cuestión es: ¿realmente quieres?

Summary
Article Name
¿Es tarde para reinventarte profesionalmente?
Description
¿Cuántas veces has pensado que necesitas un cambio profesional, pero no te has atrevido? Sin duda, una pregunta que todos, independiente de nuestra situación laboral, nos hemos planteado. A veces trabajamos en algo que no nos apasiona y nos da miedo salir de nuestra zona de confort, de enfrentarnos a un mundo nuevo y diferente del que estamos acostumbrados.
Author
Publisher Name
Style & Image Studio
Publisher Logo