¿Sientes que no te alcanza el tiempo para realizar todo lo que deseas hacer? Te gustaría ser más productiva, pero usualmente al finalizar el día te das cuenta de que no terminas las actividades programadas? Esto le ocurre a la mayoría de personas y es un problema con el que tienen que lidiar los emprendedores que tienen sus propios negocios de forma constante. Si te sientes identificada con esto, sigue leyendo…

Más que un problema de falta de tiempo, lo que puede estar ocurriéndote es que tienes dificultades para distribuir tus tareas en el día, y no logras sacar el mayor provecho a cada minuto que tienes disponible. Una adecuada gestión del tiempo influirá de forma positiva en tu productividad.

Evita estas 5 cosas que te hacen perder tiempo al trabajar:

1. Abusar de la multitarea

Lamentablemente, desde niños, nos enseñaron que somos más productivos si hacemos muchas cosas al mismo tiempo. Creemos que podemos hacer varias cosas a la perfección al mismo tiempo, como llevar una conversación mientras realizamos un informe importante para un cliente, en ese caso lo más probable es que a los cinco minutos no recordemos la conversación o que el informe esté lleno de errores.

Realmente el promedio de las personas no estamos preparadas para procesar demasiados datos a la vez, necesitamos concentrarnos en una sola cosa para poder hacerla bien. Cuando recurrimos a la multitarea, por lo general nos toca repetir el trabajo y terminamos trabajando el doble de lo estimado.

Intenta dedicarle el tiempo necesario a las cosas, tanto en tu trabajo como en tu vida personal, o de lo contrario vas a terminar todos los días más agotada de lo normal y con la sensación de que no terminaste nada. Además, no trates de hacerlo absolutamente todo, confía en las otras personas y delega tareas.

 

2. Aprende a delegar 

En nuestro afán de hacer todo nosotras mismas, en lo que usualmente caemos las personas perfeccionistas (y me incluyo), no delegamos a otras personas determinadas tareas para alivianar nuestra carga y terminamos llenas de una gran cantidad de tareas que nos desgastan física, mental y emocionalmente.

Por tanto que hay que aprender a delegar, seleccionando las personas correctas para que puedan ser nuestros colaboradores. En ese caso dos puntos importantes a tener en cuenta es analizar su puntualidad y su capacidad para ser recursivos. La idea es que te quiten carga de trabajo y no que esta aumente.

 

3. No establecer prioridades

Muchas veces estamos abrumados de trabajo y no sabemos por dónde empezar, no sabemos qué necesitamos hacer primero y qué es lo más importante, esto afecta mucho nuestra productividad, y terminamos dándole prioridad a las cosas menos importantes.

Creemos que podemos hacer rápidamente algunas tareas más sencillas antes de empezar a ocuparnos en las labores más complejas e importantes, y por lo general “las cosas sencillas” nos terminan ocupando más tiempo del que esperábamos. Perdemos mucho tiempo al no saber distinguir entre los asuntos urgentes e importantes de las que no lo son tanto.

Cambia cuanto antes tus prioridades, y haz que lo importante y urgente sea la máxima prioridad. Crea un lista de tareas y asigna su lugar dependiendo de su prioridad, cuando haces las cosas que deben hacerse con prioridad, te sentirás más liviana e incluso lograrás sentir como si te sobrara tiempo para hacer las demás.

Aprendiendo a determinar nuestras prioridades, podemos ser más efectivos en el manejo del tiempo, incluso si no llegamos a desarrollar las demás tareas de menor importancia.

 

4. No tener objetivos definidos y dejar todo a la memoria

Si no tienes unos objetivos claros y unas metas definidas, tu trabajo no tendrá sentido, y por más que te esfuerces, vas a sentir que nunca termina y no obtendrás resultados. Además, nuestro cerebro es incapaz de recordar todas y cada una de las tareas que necesitamos hacer y la prioridad de las mismas. Por eso cuando no tenemos un camino trazado y por escrito estamos perdidos en el trabajo.

Por el contrario, volvernos adictos a las listas de tareas y no realizar las actividades programadas también es un extremo poco saludable. La idea es evitar invertir mucho tiempo del día en organizar los quehaceres, y nada de tiempo en desarrollar las actividades planeadas.

Si tienes metas claramente definidas con actividades diarias especificas para lograrlas, sentirás que estás avanzando y evidentemente irás avanzando día a día si tomas acción. Usa un cuaderno, una aplicación (te recomiendo Things que es la que uso yo), post-its, lo que mejor te funcione, para anotar las actividades que debes realizar y ten siempre tu lista a la mano, esta ruta de trabajo te ayudará a distribuir mejor tu tiempo y a ser más productivo.

 

5. Distraerse

Hoy en día con los dispositivos móviles, el televisor y otros elementos de nuestra vida cotidiana, distraernos es muy sencillo, y volver a concentrarnos en la tarea que estamos realizando es realmente complejo.

Saber evitar las distracciones y minimizar las interrupciones es una de las mejores formas de empezar a tomar el control y sacar el máximo provecho al tu tiempo. Concéntrate en sacar adelante las tareas que tienes que hacer y, aunque te cueste, deja en silencio el teléfono y los avisos de redes sociales, email y cualquier otra cosa que pueda distraerte.

Es muy importante que aprendas a reconocer qué es lo que te hace perder el tiempo, muchas veces ignoramos como una simple actividad puede costarnos el perder muchas horas de productividad.

 

6. Dejar tareas importantes para después

Siempre nos ocurre que hay días en los que no tenemos ganas de trabajar, en donde nuestra productividad es mínima o casi nula, pero al finalizar el día nos sentimos culpables y estresados, debido a que dejamos de hacer cosas importantes, o las hicimos a última hora y con afán. El resultado de nuestro trabajo, normalmente es pobre e insatisfactorio en estos casos.

Dejar las tareas importantes para después va a hacer que crezca nuestra lista de pendientes, y que nos genere estrés al verla cada vez más larga. Es por esta razón que es importante priorizar en estos casos y reconocer cuando estamos en esos días de poca productividad para tomar acción al respecto.

 

Te invito a realizar un cambio en tu rutina, al cambiar la forma de invertir tu tiempo empezarás a ver resultados casi de inmediato. La forma en que gestionas tu tiempo influye en la forma en que gestionas tu negocio, y está relacionado con el éxito del mismo.

¿Crees qué puedes lograr un cambio y ser más productivo en tu negocio? ¿Que acción o acciones puedes tomar al respecto? Déjanos tus comentarios

Summary
Evita estas 6 cosas que te hacen perder tiempo al trabajar
Article Name
Evita estas 6 cosas que te hacen perder tiempo al trabajar
Description
¿Sientes que no te alcanza el tiempo para realizar todo lo que deseas hacer? Te gustaría ser más productiva, pero usualmente al finalizar el día te das cuenta de que no terminas las actividades programadas? Esto le ocurre a la mayoría de personas y es un problema con el que tienen que lidiar los emprendedores que tienen sus propios negocios de forma constante. Si te sientes identificada con esto, sigue leyendo… Más que un problema de falta de tiempo, lo que puede estar ocurriéndote es que tienes dificultades para distribuir tus tareas en el día, y no logras sacar el mayor provecho a cada minuto que tienes disponible. Una adecuada gestión del tiempo influirá de forma positiva en tu productividad.
Author
Publisher Name
Style & Image Studio
Publisher Logo